U

nas de las prendas por las que más nos preguntáis en estas fechas son los abrigos tipo austríacos. Sabemos que os encanta lo suaves que son al tacto, que son ligeros y cálidos.

Pero hoy, os queremos explicar más cualidades de estos abrigos.
¿Sabíais que son transpirables?  Gracias al grosor de sus fibras y también al trenzado del tejido, transpiran a través de todo el material.
Además de su capacidad térmica, gracias a la lana merina, se mantiene el calor corporal.

Otra de sus bondades es que repelen el agua, los abrigos mantienen sus propiedades en húmedo.

Son ecológicos, ya que se trata de un recurso natural renovable, no necesita de ningún compuesto químico y no deja ningún impacto medioambiental. Además, están fabricados en España.

¿Conocíais el efecto antibacteriano? Esto es así, porque las bacterias no se quedan en la lana y por eso se elimina la aparición de olores. Esto es importante (y práctico), porque no es necesario lavar las prendas frecuentemente.
La lana se caracteriza por ser prendas de secado rápido.

Cuentan con protección solar, contiene queratina, un factor que ayuda a proteger la prenda de los rayos ultravioleta, resistencia 50.
Además, añadimos que son prendas resistentes al fuego, y esto es así ya que es la fibra menos inflamable, en comparación con las naturales o sintéticas.

¿Es, o no es, una prenda de 10?

Los tenemos disponibles para Newborn, niño, niña o unisex en diferentes tallas y modelos.

¡Ven a conocerlos!

 

 

 

Es el momento perfecto para nuestros

 

 

abrigos tipo austríacos.